Cuando una persona acude a mi consulta por primera vez, siempre le hago esta pregunta: ¿en qué puedo ayudarte?

Te invito a que te tomes unos segundos para contestarla.

Y ahora voy a explicarte las 5 razones por las que elegirme

01.

Trabajo con el malestar, no con la patología. No etiqueto tu sufrimiento, ni utilizo palabras raras para señalar lo que te ocurre. Eres una persona que lo estás pasando mal y desde ahí trabajo contigo para ayudarte a estar bien.

02.

Lo importante es que entiendas qué te sucede, cómo has llegado ahí y el porqué. De ese modo, podrás implicarte activamente en tu proceso de cambio.

03.

Te escucho y trabajamos juntas, a tu ritmo, para resolver tus problemas y mejorar tu salud y tu vida. Te facilito la información necesaria para que tú decidas qué hacer. Conmigo te sentirás respetada, comprendida y apoyada.

04.

Cada mujer es única. Realizo un estudio previo para saber qué te ocurre y cómo ayudarte a conseguir lo que necesitas. Planifico cada sesión de un modo detallado para lograr los objetivos planteados al inicio de la terapia. La cita previa garantiza un tiempo de espera mínimo y soy la única profesional que te atiende desde el primer contacto hasta el final de la terapia.

05.

Para ayudarte, te analizo como mujer. Tengo en cuenta que has sido socializada de una determinada forma y que has vivido y vives experiencias concretas por ser mujer. Todo eso ha marcado tu vida, se relaciona con lo que te sucede y es común a otras mujeres.

Libérate de las imposiciones sociales

y conviértete en la mujer que deseas ser.

Sé lo complicada que es la organización del día a día y puedes pensar que tus horarios son incompatibles con acudir a una terapia, por eso ajusto mis horarios a las circunstancias de cada persona.
Atiendo a primera hora, al mediodía y los sábados. Estoy en una zona de fácil acceso y aparcamiento, lo que te ahorra tiempo.

© 2020 por Alicia Retuerta, psicóloga.