Buscar
  • Alicia Retuerta

¿Cuánto tiempo tengo que hacer terapia?

Actualizado: oct 7

La respuesta que todas las personas quieren saber

La mejora depende de muchos factores: frecuencia, motivación, implicación…

Una de las cosas que más interesa


¿Cuánto tiempo tengo que ir a terapia para solucionar lo que me pasa? ¿Cuánto tiempo me llevará encontrarme bien? Estas preguntas son las que más me plantea la gente antes de acudir a terapia y llegan a realizármelas incluso en la primera llamada, para informarse o concertar la cita, sin que les conozca ni sepa qué les ocurre. Es normal que esa sea una de las cosas que más te interese saber. Por una parte, por la necesidad que tienes de encontrarte bien y solucionar la situación que te preocupa cuanto antes; por otra, porque eres consciente de que recibir una atención psicológica, en el ámbito privado, tiene unos costes. Entiendo tus necesidades, pero no es posible darte esa información sin saber qué te ocurre y sin tener datos sobre ti. Y no me refiero a que me digas, por ejemplo, que te acabas de separar y estás triste. Necesito conocer más cosas para entender toda la situación, para ver cómo debo tratarte exitosamente para que dejes de encontrarte así y superes lo que te preocupa.


Quizá te ayude un ejemplo médico, con el que parece estamos más familiarizados. Imagínate que acudes a tu médico/a porque te has dado un golpe en un brazo, sientes mucho dolor y, nada más entrar en la consulta, le preguntas cuánto tiempo vas a estar de baja. Él o ella te dirá que primero debe saber qué te ocurre para ver cómo va a tratarte y el tiempo que llevará la recuperación. En Psicología es igual. Hay unas sesiones iniciales dedicadas a conocerte, saber qué te ocurre, si requieres tratamiento psicológico y cómo debe ser para lograr resolver tu problema. Una vez identificado todo esto es más fácil dar una información aproximada sobre la duración del tratamiento.


Además hay que tener en cuenta que la mejora depende de muchos factores: la motivación e implicación que tengas en la terapia y en cada una de las sesiones, la frecuencia de las sesiones, acontecimientos externos al tratamiento, etc. Cuanto más implicado/a y colaborador/a te muestres en las sesiones y cuanto menos tiempo exista entre sesiones, más rápido avanzaremos y menor será la duración del tratamiento. Es igual que cuando alguien va al gimnasio y le pregunta a su entrenadora personal cuánto tiempo va a tardar en adelgazar 10 kg. Dependerá de los días que acuda al gimnasio, del tiempo que esté y de lo que haga en ese tiempo, además de la dieta que lleve o de otros hábitos saludables, como sustituir el coche por caminar. Todo eso adelantará o ralentizará la consecución del objetivo. Cuantas más sesiones, más frecuencia entre ellas y más motivación en las mismas, colaborando y trabajando lo plateado, los resultados serán más rápidos y duraderos.

© 2020 por Alicia Retuerta, psicóloga.